El Ex Convento y Parroquia de San Juan Bautista

19/11/2009 at 17:09 Deja un comentario

Primero la dirección: Jardín Hidalgo y Carrillo Puerto

fachada

Es tal vez la edificación más conocida de Coyoacán.

Los dominicos levantaron un edificio provisional en 1528, sobre un Calmécac cuyas ruinas se conservan bajo uno de los claustros del convento.

La construcción del templo actual se inició en la segunda mitad del siglo XVI; intervinieron en ella fray Ambrosio de Santa María y fray Juan de la Cruz. Los fundadores fueron el cacique indígena Juan de Guzmán Ixtlolinque y su esposa.

El templo original tenía tres naves espaciosas, divididas por columnas de cantera y arcos; la nave central, más elevada, se cubría con viguería plana. La iglesia fue abovedad, pero, al quitarse la cimbra, sus bóvedas se derrumbaron; se construyó entonces un techo de alfarje, es decir, un techo de madera labrada y entrelazada

El templo fue objeto de cambios sucesivos durante los siglos XVIII y XIX. En Enero de 1787, la iglesia necesitaba reparaciones, pero, según registran los autos, el licenciado Manuel Quixano Zabala alegaba que el marqués del Valle no tenía la obligación de pagar los 8,808 pesos que se necesitaban para iniciar la obra. Por ello, en 1789, el director de arquitectura de ka Academia de San Carlos, don, Antonio González Velázquez realizó un presupuesto de reparación del templo en 21,728 pesos, y el tiempo de la obra en dos años.

En 1802 solo se contaba con 12,000 pesos, donados por el Cabildo de catedral, el Juez privativo conservador del estado y el marqués de San Miguel de Aguayo, por lo que se decidió comenzar con las reparaciones más urgentes. El deán y Cabildo de la Iglesia Metropolitana nombró al teniente coronel Gabriel Iturbe como tesorero administrador de la obra.

Por esas fechas, el templo de San Juan Bautista fue visitado en la semana santa por la marquesa de Calderón de la Barca, quien hace, en su obra La Vida en México, una detallada descripción de la decoración de la iglesia, y las celebraciones de jueves y viernes santo: “la iglesia es admirablemente hermosa, uno de los más bellos templos del pueblo que hemos visto, iluminado brillantemente y adornado con cargamentos de flores y frutas, especialmente naranjas.” El jueves santo presenció el prendimiento de Cristo y escuchó el sermón que el cura dio bajo los árboles en un púlpito portátil. El viernes santo “todo el atrio que rodea a la iglesia y aún más allá, estaba cubierto de gente y hasta se veían unos pocos carruajes de personas bien vestidas que habían venido de diversas haciendas vecinas; se esperaba que ese día había de predicar tres sermones el padre Iturralde, orador de cierta fama. Había vendedores de fruta y puestos con nieve y con chía. Y en andas se llevaba la imagen del Salvador oprimido bajo el peso de la cruz y con él iba Simón Cirineo, ayudándole a cargarla, detrás de él las indias llevaban una en hombros una figura de la Virgen, profusamente enlutada. Cuando terminó el sermón avanzó la procesión, las indias comenzaron a vender sus nueces y naranjas, y de lejos se oía un aire que tocaba la banda. Vino en seguida el sermón de despedida al Salvador, cuyos cargadores lo trajeron al púlpito, seguido por la enlutada figura de la Virgen. El acto terminó con reflexiones relativas. Regresamos en la tarde para ver el descendimiento de la cruz, que se representó en la iglesia llena de gente y con una negra cortina frente al altar. Descorrieron la cortina y apareció Cristo crucificado. Después subieron los soldados en una escalera cerca del crucifijo y bajaron el cuerpo para llevárselo. En la noche, temprano, se verificó la precesión de los angeles. A los acordes de la música llevaban en andas imágenes vestidas de seda y oro, con alas de plata. El cuerpo del Salvador yacía en una especie de ataúd de vidrio y en hombros lo llevaban cantando un himno funeral; detrás iba la Virgen, el efecto era bello. Recordé los sencillos servicios de la iglesia escocesa, y me maravillé de los contrastes que puede ofrecer una misma religión”.

En el año de 1886

En el año de 1886

Como la iglesia había quedado a cargo del arzobispado de México en 1753, en el siglo XX, los franciscanos pidieron una permuta, cediendo la antigua iglesia de Texcoco a cambio de la iglesia de San Juan Bautista, que en 1921 contaba con 14 pueblos.

Como el templo estaba en ruinas, hubo necesidad de repararlo, pero las obras emprendidas modificaron por completo su aspecto interior: las tres amplias naves quedaron reducidas a una sola, su techumbre de alfarje fue sustituida por una cubierta moderna y se eliminó la portada que comunicaba al presbiterio de la nave mayor con la sacristía.

En Julio de 1926, al no quererse someter a la Ley Calles, el templo se cerró temporalmente al culto.

El edificio fue declarado monumento nacional en 1934. En 1936, el techo continuaba cubierto por vigas de madera. En ese mismo año, un salón, perteneciente a los anexos del templo, fue usado como teatro y posteriormente como escuela. Sin embargo, aún se conservan viejos elementos del templo como el coro, el ciprés, la capilla del Rosario y el arco atrial.

A un costado del templo se mantiene el arco de la entrada atrial norte. Esta edificación, que aún conserva una magnifica talla del siglo XVI, fue movida y reubicada alrededor de 1880. Ahora sirve de entrada a un pequeño cementerio que está a un lado de la iglesia.

Aqui se ve la ubicación original del arco

Aqui se ve la ubicación original del arco

En la portada de la iglesia se lee la siguiente inscripción: NON ES THICALIUD NISI DOMVS DEI ET PORTA COELI. GE 28. A S DE ABRIL AÑO 1582. SE REEDIFICO A 18 DE NOVIEMBRE DE 1804.

cruz atrial

La fachada presenta una sobria portada labrada en cantera de estilo herreriano de dos cuerpos y remate; en el primero de ellos, se abre su acceso principal que forma un arco de medio punto enmarcado por columnas pareadas de fuste estirado y capitel jónico, en sus entrecalles se observan nichos sin esculturas y en el friso superior se distinguen los escudos de ordenes religiosas con el cordero místico labrado al centro. Flanquean la portada unos contrafuertes de sección trapezoidal, terminados en punta sobre el segundo cuerpo, donde se encuentra la ventana del coro; el tercer cuerpo con nicho central es rematado por una serie de pináculos. Del lado izquierdo se eleva la torre única con campanario de dos cuerpos y capulín.

cruz fachada

En su extremo poniente, le fue adosada la magnifica portada plateresca que daba acceso al camposanto, actualmente convertido en la Plaza Hidalgo. Esta portada se encontraba en mal estado y era rematada por un alfíz, fue reconstruida y colocada en el lugar donde actualmente se le puede admirar.

El aro en su ubicación actual

El aro en su ubicación actual

La planta arquitectónica del templo fue originalmente de tipo basilical, modificada a principios del siglo XX al igual que su techumbre, la cual es una bóveda de cañón con lunetos decorada con pinturas, y la cúpula es de tambor octagonal con lucarnas enmarcadas a base de cantera almohadillada; los muros fueron revestidos por un rodapié de granito, las columnas recubiertas con cantera y en el piso se colocaron planchas de mármol.

El presbiterio está enmarcado por un arco triunfal  y dos arcos laterales de menor altura, rematado por un ábside semicircular que contiene el altar principal con ciprés dorado. El anexo más importante es la capilla del Rosario, que data del siglo XVIII, ubicada perpendicularmente al presbiterio del templo parroquial. Destaca su retablo dorado de estilo barroco churrigueresco, que contiene lo óleos alusivos a la vida Mariana, así como la pintura que remata este retablo de soportes salomónicos dedicado a la Santa Patrona, que es flanqueada por los escudos franciscano y dominico, aunque como ya se dijo fue construida por los dominicos.

En el interior de la iglesia sobresale la pintura de las Ánimas; pintura mural en bóveda del baptisterio, además de dos pilas bautismales; hay esculturas, dos nazarenos, un Cristo en la Cruz y el San Juan Bautista en el altar; los doce retablos laterales son de hechura reciente y las pinturas de la bóveda datan de 1933.

interior

Anuncios

Entry filed under: Coyoacan. Tags: , , , , , .

Posibilidad posible Palacio de Cortés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

noviembre 2009
D L M X J V S
« Ago   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: