El Palacio del Arzobispado

05/01/2009 at 10:38 Deja un comentario

arzobispado2arzobispado

Primero la dirección: está en la esquina que forma la calle de Moneda con la de Licenciado Verdad, antes se llamaba cerrada de Santa Teresa La Antigua.

Fue construido sobre el sitio donde se afirma que estuvo , y así lo demuestran los restos que se pueden ver a través de ventanas arqueológicas, el adoratorio de Tezcatlipoca, muy cerca del gran Teocalli de los antiguos mexicanos.

Fray Juan de Zumarraga, primer obispo de México, adquirió el predio y las construcciones que en él había en el año de 1530. Se cree que fue allí, al año siguiente, donde el Indio Juan Diego le mostró a Zumarraga la tilma donde quedo plasmada la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Con el correr de los años, el edificio se fue deteriorando y fue en el siglo XVII, cuando el virrey arzobispo don Antonio de Vizarrón y Eguiarreta lo mandó reedificar totalmente. En el interestípite, es decir, en el espacio entre dos columnas de tipo estípite, se lee “Ecce Nova Facio Omnia”, que quiere decir “He aquí que todo se hace de nuevo”.

El encargado de la obra fue el arquitecto y artista sevillano Jerónimo de Balbás, introductor de la columna estípite en la Nueva España.

Se dice que la reja que ornamenta el balcón central pertenecido a la primitiva Catedral.

Funcionó como Arzobispado hasta la desamortización de los bienes del clero en 1859, cuando pasó a manos del gobierno, quien lo destinó primero a Contaduría Mayor de Hacienda, luego a jardín de niños y a bodega. Hoy es la sede de la colección del Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Narra el doctor Ernesto Sodi, que cuando se acabó de construir el palacio del Arzobispado y a causa de la alegría por este acontecimiento “…se habían puesto a dialogar las campanas de la ciudad. Doña María, San José y la Santa Bárbara, de la Catedral; platicaban con sus hermanas María de los Angeles, María de Guadalupe y San Joaquín, de la Santísima.

La esquila de San Miguel Arcángel y la sonora de San Agustín, de Santa Catalina, tenían coloquios con la triple de San Gregorio y de San Rafael, de Loreto.

La Grave de San Juan Bautista, el Evangelista y las dobles de San Pedro y san Pablo, de la Enseñanza, respondían a las llamadas de los esquilones de La Purísima, de Santiago el Apóstol y del Ángel Custodio, de la Encarnación.

A lo lejos, San Lorenzo, platicaba con la Concepción.

De la primera, el esquilonete de Jesús se entrelazaba con la de Santo Domingo de Guzmán. De la segunda, la peregrina de San Ignacio, abrazaba con sus ecos a la acordonada de San Francisco…

arzobispado31

Anuncios

Entry filed under: Centro Historico. Tags: , , , , , .

Recepción En El Palacio Arzobispal Con Motivo De La Visita Del Recién Ordenado Obispo De Nicaragua La Casa del Marqués de San Miguel De Aguayo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

enero 2009
D L M X J V S
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: