Pensamientos Extraños, Septima Parte

25/08/2008 at 8:53 5 comentarios

…Hace poco alguien me dijo (y me hizo recordar mis clases de neuro) que cuando uno se ríe, el cerebro secreta endorfinas que contribuyen a que esa risa y el momento en que ésta se produce sea placentero; ahora entiendo porque muchas mujeres, cuando tienen relaciones sexuales con sus parejas se ríen; ¡¡NO!!, de ninguna manera se están burlando de los recursos o los estilos amatorios o del tamaño de las partes pudendas de su lúbrica pareja; lo que sucede simplemente es que se ríen a causa de la gran cantidad de endorfinas que secretan gracias al infinito placer que su lasciva y experta pareja les hace sentir.

El sexo, o mejor dicho la obtención de placer a través del disfrute corporal depende de cada quien, pero hay posiciones que ya son clásicas y que todos utilizamos cuando tenemos encuentros carnales con nuestras respectivas parejas; aquí no las voy a mencionar porque no se trata de dar una clase de cómo se debe hacer para ganar-ganar durante una relación sexual.

Bueno, retomando lo de las mentadas endorfinas, esa misma endorfinomana persona a la que me referí anteriormente también me dijo que se había comprado una lavadora porque ya se había cansado de lavar a mano, haciendo hincapié en que se había cansado de lavar a mano de LAS DOS FORMAS (¿se habrá cansado de provocar la secreción de endorfinas manualmente?); ahora que recuerdo esa charla amena y carente de sentido me comienza a atacar una risa loca de la chingada y las endorfinas se me empiezan a subir a la cabeza y ma da por sentir un placer muy rico.

Hace tiempo yo dije, argumente y sostuve que los recuerdos eran simplemente eso, recuerdos; y que gracias a ellos, los seres humanos nos podíamos dar cuenta (en el presente) de que antes también existimos, de que significamos algo para alguien, de que tuvimos logros y fracasos, en fin de que también vivimos antes de el hoy; igualmente dije que nuestra existencia presente está basada sobre los recuerdos y las experiencias, porque éstos y aquellas han sentado las bases de nuestra actual estructura psíquica. Durante aquel largo discurso (aquí resumido) sobre los recuerdos, también decía yo que lo interesante consistía en dejarlos descansar en el pasado y no anclarse a ellos y traerlos al presente como si esos recuerdos aún fueran situaciones reales y actuales, porque si así fuera esas memoriaspasadas, de alguna extrañísima manera, se convertirían en realidadespresentes, nos impedirían crecer, evolucionar y desarrollarnos, lo que provocaría que viviéramos en la melancolía y en una especie de letargo mental y emocional.

De todo lo anterior sigo estando seguro; pero ahora añadiría (me acaba de caer el veinte) que las personas como yo experimentamos un enorme placer al recordar y al acudir al pasado porque nuestros recuerdos y los acontecimientos pasados provocan que secretemos las tales endorfinas placenteras. ¡¡Caray, ahora entiendo porque me gusta tanto la Historia!!…

Anuncios

Entry filed under: Locuras. Tags: , .

Los edificios del Ayuntamiento y del Departamento del Distrito Federal Casa de los Condes del Valle de Orizaba

5 comentarios Add your own

  • 1. Luis Alberto  |  28/08/2008 en 11:13

    Amigo, todo recuerdo es presente porque se construye en el presente. La memoria, creo, no es algo que esté guardado en algún lugar como una especie de archivo. Creo que la memoria es lo que ocurre al comparar el presente con las experiencias vividas, y eso sucede siempre. El pasado no sucedió de una forma definitiva, sucede cada vez que recordamos… y por cierto que cada vez sucede de forma diferente. Podemos decir que el pasado se escribe en presente y futuro, ya que va cambiando con nosotros. Decía San Agustín que no existía el pasado ni el futuro, porque al recordar lo pasado, lo hacemos desde el presente, y al proyectar el futuro, lo hacemos también desde el presente.

    Responder
  • 2. mikeap  |  28/08/2008 en 12:23

    Amigo Luis: Yo estoy completamente de acuerdo con que los recuerdos son presentes porque se formulan justo en el presente. También comparto contigo lo que dices acerca de que el pasado no es lineal; sin embargo, no estoy de acuerdo con que cambie o evolucione con nosotros. Yo creo que el pasado es completamente dinámico y por supuesto manipulable hasta el punto de la distoción total; pero esa manipulación y en su caso distorción no se genera a partir de nuestro crecimiento, nuestra madurez o nuestros cambios; más bien nosotros lo podemos “cambiar a voluntad” -si es que se vale ese termino de cambiar-, pero no es algo que simplemente suceda.
    Pero bueno, lo que yo digo es que el problema de los recuerdos y del pasado es que no debemos mantenernos ancaldos a ellos y querer mantener como una realidad actual algo que, efectivamente sigue siendo realidad, pero ya no es actual.
    Saludos.

    Responder
  • 3. Luis Alberto  |  01/09/2008 en 10:11

    Insisto en que es imposible no vivir anclado a los recuerdos, debido a que de ellos se nutre nuestro sentido de identidad. Nuestro autoconcepto está estrechamente ligado a nuestra concepción autobiográfica, al conocimiento de la historia de nosotros, nuestra familia, entorno y nación. Quizá el problema actual, y en ese sentido disculpa que disienta de tí, es lo poco ligados que estamos a la memoria. La falta de memoria es peor, en mi concepto, que el vivir anclado a ella. Claro, no se trata de vivir anclado para pretender vivir en el pasado (el cual, insisto, no existe sino en el presente) y negar la realidad actual. Pero si vivir anclado de forma que haga nuestro presente más significativo. Alguien por ahí decía que lo nuevo está hecho de memoria, y creo que es una frase en extremo acertada: no podemos innovar, crear o cambiar sin usar el pasado como catapulta. Sí, en todo caso, el pasado y la memoria no deben ser anclas, sino catapultas

    Responder
  • 4. Luis Alberto  |  01/09/2008 en 10:15

    AH, se me olvidaba, además, no es que la distorsión sea voluntaria, es que la percepción que tenemos de nuestro pasado también cambia con nosotros. Claro, no dudo que alguien voluntariamente trate de modificar el pasado en su memoria o los demás, pero justamente es algo artificial. Nuestra valoración y percepción del pasado no puede ser la misma recien vivimos una experiencia, a la forma en que la vivenciamos 20 años después, pues en el inter acumulamos nuevos conocimientos, experiencias y demás que claro que modifican la memoria. Ahora bien, la memoria es un proceso colectivo, es como cuando nos sentamos a recordar lo que hicimos en la facultad: la narración resultante no corresponde a lo que cada quien tenía en la cabeza, sino que es una construcción novedosa, donde unos le agregan, otros le quitan, otros le cambian y así por el estilo. Si nos grabaramos cada vez que lo hacemos, veríamos y seríamos más conscientes de la diferencia, creo.

    Responder
  • 5. mikeap  |  01/09/2008 en 12:17

    Amigo Luis:
    Como siempre, dueño del verbo acertado.
    Creo que mi pensamiento queda perfectamente bien explicado con: “lo nuevo está hecho de memoria…el pasado y la memoria no deben ser anclas, sino catapultas”
    Saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

agosto 2008
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: