La Catedral

18/08/2008 at 12:12 Deja un comentario

 

En este plano resulta interesante ver como estaba proyectada originalmente la construcción de la Catedral

En este plano resulta interesante ver como estaba proyectada originalmente la construcción de la Catedral

Al parecer la imagen corresponde a 1760 Al parecer esta imagen corresponde a 1760

Siglo XIX

Siglo XIX

 

Siglo XIX

Siglo XIX

 

Vista desde la cúpula de la iglesia de San Francisco, siglo XIX

Vista desde la cúpula de la iglesia de San Francisco, siglo XIX

 

Siglo XIX

Siglo XIX

 

Altar del Perdon, siglo XIX

Altar del Perdon, siglo XIX

 

Altar de los Reyes, siglo XIX

Altar de los Reyes, siglo XIX

 

Coro, siglo XIX

Coro, siglo XIX

 

Litografia de 1885

Litografía de 1885

Tras la caída de los Aztecas, una de las preocupaciones más grandes de los españoles fue contar con una iglesia en el plazo más breve posible. Una de las primeras tareas asignadas a Martín de Sepúlveda, nombrado alarife de la ciudad, fue la de construirla. Se erigió un pequeño templo de estilo mudéjar entre 1524 y 1532, sobre algunas construcciones prehispánicas, con orientación oriente-poniente. Fue dedicado a la virgen maría en su advocación de La Asunción. El emperador Carlos V le dio el rango de Catedral por la real cédula expedida en 1532.

Pero los nuevos pobladores querían una Catedral monumental. En 1562, contrataron al arquitecto Claudio de Arciniega. El proyecto era de siete naves, parecido a la Catedral de Sevilla, con la entrada hacia el poniente. Se pusieron los cimientos, pero el subsuelo fangoso ofreció tantas dificultades que, hacia 1570, se tuvo que abandonar la idea original y cambiar la orientación por la de norte-sur. La cimentación se concluyó en 1581. Pasarían otros 40 años antes de que los muros alcanzaran la mitad de su altura.

En 1625, se tomó la decisión de derrumbar el viejo templo para acelerar las obras, pero la gran inundación de 1629 lo impidió. La ciudad se mantuvo cubierta de agua más o menos 5 años, y el avance de la obra se detuvo 6 años porque las autoridades temían que el fenómeno se repitiera. Finalmente el interior de la iglesia se concluyó en 1667, y se hizo la segunda y ultima dedicación.

Durante todo el periodo colonial La Catedral estuvo en obra, De sus constructores, en el siglo XVI, destacan Martín de Sepúlveda y Claudio de Arciniega, en el XVII, Alfonso Martínez López, quien proyectó y concluyó la cúpula y las bóvedas. Juan Gómez de Trasmonte levantó una de las torres (habrá sido la que escaló Tin-Tan) y Melchor de Soto dirigía los trabajos al momento de la dedicación. La segunda torre la dirigió Luís Gómez de Trasmonte y diseñó la fachada central. También trabajaron en esos años Cristóbal de Medina, Juan Montero, Felipe Roa y Rodrigo Díaz de Aguilera.

Pedro de Arrieta conduce la obra en el siglo XVIII y hace la Capilla de Ánimas. También trabajaron Francisco Antonio de Roa, Miguel Espinoza de los Monteros (ilustre ancestro del Borras), Francisco Antonio de Guerrero y Torres, Lorenzo Rodríguez, autor del Sagrario Metropolitano, Luís Diez Navarro y José Damián Ortiz de Castro, autor del remate de las torres, que tiene forma de campana.

Ya iniciado el siglo XIX, Manuel Tolsá fue el encargado. Terminó la cúpula poniendo la linternilla, y en la fachada, el remate con el reloj y las tres virtudes teologales, e hizo la balaustrada que corre a todo l largo de la parte superior del edificio.

La fachada principal consta de triple portada y destacan sobre ellas los relieves en mármol que representan, en las puertas laterales a Jesucristo entregando las llaves de la iglesia a Pedro y la Nave de la iglesia conducida por Cristo. Sobre la central, la Asunción de la Virgen María.

El interior consta de 5 naves con 14 capillas, sacristía, sala capitular, coro y criptas.

Altar del Perdón: Se ubica en la entrada, es una reproducción del original que se quemó en enero de 1967. Destaca en el centro una pintura, atribuida a Simón de Pereyns, que representa a la sagrada familia en un descanso durante su huida a Egipto. Del lado derecho, se venera la imagen del Señor del Veneno (Venom, jaja), un Cristo de color negro, del cual se cuenta que absorbió el veneno del cuerpo de uno de sus devotos, administrado por un enemigo, cuando aquel se inclinó a besarle los pies.

Se le llama Altar del Perdón porque aquí se reconciliaban con la iglesia los reos que la Inquisición llevaba hacia el quemadero y, porque la iglesia desea que al entrar a un templo, recordemos a las ánimas del purgatorio y las encomendemos a dios.

El Coro: Esta a espaldas del Altar del Perdón, en medio de la nave principal, a la manera de las catedrales españolas. Esta limitado por una impresionante reja de tumbaga y calaín, aleaciones a base de cobre, oro y plata. Fue diseñada por el pintor Nicolás Rodríguez Juárez y se forjó en Macao. Se estrenó el 10 de Marzo de 19730.

En su interior, es muy notable el trabajo de sillería de madera, tallado en altorrelieve con imágenes de santos. En el centro, un fascistol de tíndalo y ébano, hecho en Filipinas. Al fondo, una pintura hecha por Cristóbal de Villalpando que muestra a Jesucristo entre angeles músicos. Posee 2 órganos monumentales, uno español del siglo XVII y otro mexicano del siglo XVIII.

Altar Mayor: Es un bloque de alabastro blanco con altorrelieves. En el centro, el anagrama JHS, con angeles a los lados dentro de un marco. La mesa, también de alabastro es de hechura reciente. Adosados a las columnas, se encuentran 2 ambones del mismo material con imágenes de santos en relieve.

Del lado derecho está el púlpito, del siglo XVII. Tiene el frente un relieve de la Asunción de María. Su tornavoz, es decir la parte superior, tiene al espíritu santo en su interior.

Altar de los Reyes: Esta ubicado en el ábside. Fue proyectado por el español Jerónimo de Balbás, se construyó en 1736. Fue el primer retablo con columnas estípites constreñido en la Nueva España.

Es un gigantesco nicho con tres entrecalles. En la franja inferior se ven los símbolos de los cuatro evangelistas en altorrelieve. Destacan en el centro 2 pinturas de Juan Rodríguez Juárez realizadas en 1719: La Epifanía y La Asunción de la Virgen María.

De abajo para arriba y de izquierda a derecha, se alinean príncipes, reyes y reinas santificados por la iglesia y que en su conjunto le dan nombre al retablo. Adosados a los muros laterales, dos retablos de madera dorada, con rica decoración vegetal. Cada uno contiene 8 pinturas con escenas de la vida de la virgen.

Retablo de Nuestra Señora de Zapopan: Es de estilo barroco y vino del templo de San Pedro y San Pablo. Originalmente estuvo dedicado a San Cayetano.

En el lado este hay siete capillas, a continuación las voy a describir a partir de la entrada de la iglesia a mano derecha:

Capilla de Nuestra Señora de las Angustias de Granada: Fue terminada en 1627. En el retablo principal, que data del siglo XVII, sobresale una pintura con la imagen de María lamentándose por la muerte de su hijo, esa pintura representa a Nuestra Señora de las Angustias de Granada. El retablo de la derecha tiene una pintura del arcángel Rafael y el joven Tobías, obra del artista flamenco Martín de Vos.

Capilla de San Isidro Labrador: Concluida en 1624, tiene yeserías de estilo barroco. Al centro, hay una portada de cantera labrada que comunica con el Sagrario Metropolitano. En el retablo, se ve a San Antonio de Padua y arriba, al patrón: San Isidro.

Capilla de la Purísima Concepción: Fue construida entre 1642 y 1648, originalmente estaba dedicada a Santa Ana. En el retablo principal hay una pintura de Simón de Pereyns que muestra a San Cristóbal cargando al niño sobre sus espaldas. En el remate, ideado por Baltasar de Echave, se puede ver la obra llamada Las Lágrimas de San Pedro. Hay otro retablo dedicado a la virgen de Lourdes y, enfrente, una escultura de San Joaquín con virgen niña.

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe: Fue terminada hacia 1660 y fungió como bautisterio. El retablo principal es neoclásico. Los retablos laterales están dedicados San Luís Gonzaga y a San Juan Bautista.

Capilla de Nuestra Señora de La Antigua: La decoración es neoclásica. Bajo la imagen de Nuestra Señora de La Antigua, devoción procedente de la catedral de Sevilla, se encuentra el Santo Niño Cautivo, llamado así por el cautiverio que sufrió a manos de los piratas berberiscos, quienes lo secuestraron cuando era traído de España y por el cual pidieron un elevado rescate.

Capilla de San Pedro: Fue concluida hacia 1620. Tiene tres retablos barrocos; el principal esta dedicado a San Pedro, cuya escultura del siglo XVI lo preside. A su alrededor escenas de su vida. Fue realizado por el maestro ensamblador Tomás Juárez y el maestro dorador Alfonso de Jerez en 1672. Los retablos laterales están dedicados a Santa Teresa de Ávila y a la infancia del niño Jesús. En éste ultimo se venera a la virgen del Pilar.

Capilla del Santo Cristo y de las Reliquias: Data de 1620. Tiene 3 retablos, en el principal preside el Santo Cristo de los Conquistadores, esta hecho de pasta de caña policromada con incrustaciones de concha, es anónimo y fue elaborado en el siglo XVII.

Distribuidas por toda esta capilla, se encuentran las reliquias de diferentes santos y hasta “¿una piedra del huerto de los olivos?”. Un retablo lateral esta dedicado a la virgen de Guadalupe y en el otro, se venera a la virgen de la Confianza.

La Sacristía: Las grandes pinturas son excepcionales, sobre la puerta de acceso está La Lucha de San Miguel con el Dragón, de Cristóbal de Villalpando. En el muro sur La Coronación de la Virgen María, obra de Juan Correa realizada hacia 1689. Éste mismo artista pintó en el muro oriente La Entrada de Jesús en Jerusalén. Villalpando además realizó el enorme medio punto en el muro trasero, con el tema “La Iglesia Militante y la Iglesia Triunfante”. En el muro oriente esta el Triunfo de la Iglesia o de la Eucaristía, y en muro poniente La Mujer del Apocalipsis.

Destacan las grandes cajoneras de frente ondulado para guardar los ornamentos sagrados, y un Cristo tallado en marfil.

 

Ahora voy a describir lo que se puede ver del lado oeste, es decir, de la entrada a mano izquierda:

Altar de Jesucristo Resucitado Divino Salvador: Antes era conocido como Altar de la Divina Providencia. El retablo procede del templo de San Pedro y San Pablo y es de estilo barroco. Alrededor de Jesucristo Resucitado están todos los apóstoles.

Sala Capitular: Se dice que es el recinto más antiguo de la Catedral. Su bóveda fue la primera que se terminó y está cubierta por tracerías de estilo gótico. Este salón es para uso exclusivo del clero y en él se realizan las reuniones del Cabildo Metropolitano. En sus muros hay una serie incompleta de retablos de los arzobispos que han presidido la Mitra Metropolitana. En el muro sur hay una pintura de Nicolás Rodríguez Juárez que muestra la escena de la venida del espíritu santo y los apóstoles llamada Pentecostés.

Capilla de San Felipe de Jesús (primer santo Mexicano): El cabildo de la Catedral acordó dedicarle un altar antes de su canonización, ocurrida en 1862, y por esa razón se le cedió esta capilla en 1638. El retablo principal es del siglo XVII; alrededor de una escultura del santo en el momento de su muerte, se ven pinturas con escenas de su vida.

En el lado norte, una urna de vidrio contiene los restos de Agustín de Iturbide, y abajo, hay otro recipiente con los restos del presidente Anastasio Bustamante.

En el muro sur hay un retablo dedicado a Santa Rosa de Lima, cuya escultura, del siglo XVII, es de gran calidad. Las pinturas que narran la vida de la santa, son atribuidas a Cristóbal de Villalpando.

Fuera hay una pila en la que se dice que fue bautizado San Felipe de Jesús.

Capilla de Nuestra Señora de los Dolores: Su bóveda se cerró entre 1581 y 1615. En el siglo XIX se modificó al gusto de la época y se construyo un retablo neoclásico que preside una imagen de la virgen dolorosa, escoltada por San Joaquín y Santa Ana. En los retablos laterales está San Francisco y Santo Domingo.

Capilla del Señor del Buen Despacho: Originalmente perteneció al gremio de plateros y estuvo consagrada a su patrón, San Eligio o San Eloy. Los plateros donaron una gran imagen de la Purísima Concepción de plata que se estrenó en 1728. Se cuenta que durante una de las muchas guerras que hubo en México, fue fundida para comprar cañones.

El retablo neoclásico esta presidido por el Señor del Buen Despacho, una escultura de caña de maíz. A sus lados, María Magdalena y San Juan Apóstol. En el remate, una pequeña imagen de San Eligio.

Capilla de Nuestra Señora de la Soledad: Fue abierta al culto el 15 de agosto de 1657 y estuvo encomendada al gremio de los albañiles y obreros que construyeron la Catedral. El retablo central es del siglo XVII y contiene pinturas sobre la Pasión de Cristo, hechas por Pedro Ramírez.

En los laterales e puede admirar la obra atribuida a Andrés de la Concha que representa a Los Cinco Señores, es decir, la Virgen María con el niño Jesús y San José, acompañados por San Joaquín y Santa Ana, ésta obra es del siglo XVI.

Enfrente hay una bella Dolorosa atribuida a Luís Juárez y un Ecce Homo atribuido a Alfonso López de Herrera.

En el medio punto del remate, un gran lienzo muestra a Jesús ante Caifás (diciéndole: caifás con la lana jaja), se piensa que éste es obra de Baltasar de Echave.

Capilla de San José: El retablo estuvo originalmente el en templo de Monserrat. Aquí estuvieron los restos de Hidalgo. Morelos, Aldama, Jiménez y Allende antes de ser trasladados a la Columna de la Independencia en 1925.

En este lugar se venera al señor del Cacao, que procede de la primitiva Catedral y que durante muchos años estuvo en el atrio, recibiendo limosna en forma de semillas de cacao que los Indios le ofrecían.

Capilla de los Santos Cosme Y Damián: El retablo principal parece ser el más antiguo de la  Catedral. Las esculturas de los santos patrones son del siglo XVII. El otro retablo, de estilo barroco, tiene encima un medio punto con Los Desposorios de la Virgen, y es obra de Baltasar Echave.

Capilla de los Santos Angeles: Se construyó entre 1633 y 1660. Se deterioró rápidamente y fue reconstruida a expensas del virrey Marqués de Mancera hacia 1665. En 1711, un incendio la destruyó. Don José Torres Vergara corrió con los gastos  y en 1713 quedó recompuesta como es en la actualidad.

Los retablos fueron realizados entre 1713 y 1715. En el principal, los 7 arcángeles se mezclan en un esplendor dorado. En los laterales, dedicado una al angel de la Guarda y el otro al angel Custodio de la Nación Mexicana, se despliegan todos los coros angélicos, éstos son obra de Juan Correa.

La Cripta de los Arzobispos: Una escalera en el lado poniente del crucero da acceso a las criptas debajo de la Catedral. Justamente bajo el altar de los Reyes se encuentra el sitio del eterno descanso de todos los arzobispos metropolitanos. Preside un catafalco de piedra con la escultura postrada de fray Juan de Zumarraga, primer obispo de México, sobre una base de cantera en cuyo centro está una calavera tallada de origen prehispánico.

 

Las Torres y los Campanarios: Fueron construidos  entre 1787 y 1791 por los arquitectos Juan Serrano, Juan Lozano y José Damián Ortiz de Castro. Miden 67 metros de altura y cada una cuenta con espacio para 28 campanas.

 

Sagrario Metropolitano: Fue construido por el arquitecto andaluz Lorenzo Rodríguez. Tardo en realizar la obra de 1749 a 1768. Su fachada es una obra maestra del barroco (extremo diría yo) del siglo XVIII. Se reproduce en ella, sobre piedra, el mismo ornato exuberante de los retablos de la Catedral.

Tiene una portada hacia el sur y otra hacia el oeste. El interior es de estilo neoclásico.

En el atrio hay una ventana arqueológica que nos deja ver un poco de la parte del Templo Mayor que esta enterrada debajo de la Catedral.

 

En los años 20´s

En los años 20´s

 

 

 

En los años 30´s

En los años 30´s

Fines de los 30´s, la ampliación de 20 de Noviembre, al fondo la Catedral

Fines de los 30´s, la ampliación de 20 de Noviembre, al fondo la Catedral

La avenida 20 de Noviembre, a los costados Liverpool y el Palacio de Hierro; al fondo la Catedral

La avenida 20 de Noviembre, a los costados Liverpool y el Palacio de Hierro; al fondo la Catedral

Fianles de los 30´s

Finales de los 30´s

Anuncios

Entry filed under: Centro Historico. Tags: , , , , .

Pensamientos Extraños, Quinta Parte El Nacional Monte de Piedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

agosto 2008
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: