Pensamientos Extraños, Primera Parte

21/07/2008 at 13:55 5 comentarios

No es nada extraño, ¿o sí?, tal vez lo extraño sea yo mismo, pero ¿de qué carambas estoy hablando?, por ahí tendría que empezar, pero ni siquiera estoy seguro de lo que estoy diciendo. Así es, yo, un hombre de más de treinta años, atrapado entre la lucidez y la contradicción, hastiado por la ceguera y el delirio; muchas veces he pensado ¡¡y sentido!! que estoy a punto de perder la escasa cordura mental que tengo. ¡¡pero eso no pasa a los treinta y cuatro años!! ¿o sí?. ¡¡Carajo tengo que mandar de vacaciones a mis pensamientos!!, ¡¡pero para tarados solamente yo!!, ¿como le hace uno para no pensar?, cuando trato de poner mi mente en blanco comienzo a pensar en ese color, en leche, en helados de coco, en nieve y luego en pingüinos y me pregunto ¿por qué los tales pingüinos solo viven en el Polo Sur?, ¿qué pasaría si me llevo unos cuantos al extremo norte del planeta?, ¿les daría más frío, acabarían con el ecosistema ártico?. Necesito aprender a meditar, tal vez me vuelva monje budista, total, no tengo cabello, así me evito la rapada; no mejor no, la túnica esa que usan está muy fea, parecen como pingüinos extraños, pingüinos naranjas, así serían los pingüinos del Polo Norte. Regresando a lo de las vacaciones cerebrales, ¿que tal que durante esas vacaciones mis pensamientos encuentran un mejor pensador, un cerebro más cuerdo o más inteligente?, ¿y si nunca regresan y me quedo aparcado en una especie de limbo mental?; no, en un limbo mental no; ya la iglesia dijo que el limbo no existe, entonces sería peor porque quedaría atrapado en un infierno mental, y eso equivaldría a… carajo, ¡¡púes a locura!!. No me queda otro camino, si quiero darle un descanso a mi enajenada y supuestamente cuerda mente me tengo que volver loco.

Loco, eso definitivamente es una etiqueta, como una marca comercial, una forma de diferenciar las cosas, algo… pues algo entupido; ¿por qué la necesidad de etiquetar siempre todo?, pero nosotros somos los culpables, tenemos la necesidad de ser “algo” y para ser “algo” necesariamente requerimos la etiqueta; que si este es licenciado, que si este otro doctor, que el de más allá es estupipendeconfusopata, que si aquel es loco, etc. Definitivamente la etiqueta, o la marca doctor puede vender más y mejor que la marca loco, a menos que ésta ultima sea utilizada como sinónimo de genialidad y no de organicidad o psicopatía. Genialidad, genio, otra etiqueta más, otra marca con copyright.

Yo creo que esas etiquetas también nacen de una necesidad (o necedad) de la sociedad en su conjunto, así, gracias a esas etiquetas, el ente social sabe en donde ubicar a cada cual, los locos en las granjas y los doctores, algunos, ¡¡también en las granjas!! cuidando a los primeros. Pero las granjas son lugares en los que tradicionalmente hay animales; pienso entonces que tanto los locos así como los doctores son animales; y los animales, se supone que por naturaleza son irracionales, ¿cuál de esas dos especies es la más irracional, la de los locos, que en su penumbra mental apenas se dan cuenta de que están vivos, o los doctores, que también en su penumbra mental se sienten dios?. A mi no me gusta ir al doctor justamente por eso, porque me desagrada que un dios que no es dios, desde su infinita estupidez se atreva a diagnosticarme (etiquetarme).

¿Como un animal (doctor) puede curar a otro animal (loco)?, pues no los se, ¡¡yo tampoco soy dios!!, pero me imagino que lo más que podría hacer sería lamerle las heridas que sufrió su mente durante la refriega contra la cordura, o tal vez lo acicalaría y le quitaría algunos piojos patológicos del cerebro.

 

¡¡Ahhh, que feliz sería yo si no supiera nada!!, bien dicen que el que nada sabe nada teme; pero ¿por qué cuernos pienso eso?, se supone que los conocimientos nos hacen más felices y nos vuelven libres; no es que yo sea un sabio ¡dios me libre!, pero si estoy seguro de que ahora existe dentro de mi cerebro un número mayor de conexiones sinápticas, y por lo tanto debería de ser más feliz, pero en realidad no lo soy del todo porque ese saber provoca que constantemente me preocupe por todo lo que sucede. Y la tal libertad que los conocimientos nos regalan, ¿dónde esta?, y en caso de existir ¿para qué sirve?, tal vez serviría para poder decidir mejor, pero paradójicamente ni siquiera somos libres para decidir. También creo que el saber te esclaviza (te priva de la libertad) a él mismo, y lo pienso así porque una vez que comienzas a adquirir conocimientos no puedes dejar de hacerlo; y vuelvo a preguntarme, ¿dónde diantres esta la mentada libertad que los conocimientos nos regalan?. ¡¡Aja, como no, los conocimientos nos hacen felices y nos vuelven libres!!, ¡¡uy sí, ¿y tu helado de qué lo quieres?!!; ¡¡pues lo quiero de coco!!, los helados de coco son de color blanco, así tal vez pueda poner mi mente en blanco y dejar de pensar y volverme loco, imagínate ¡¡un trastorno mental ocasionado por consumir helado de coco!!, definitivamente hay que proponer que esa patología se incluya en los manuales de psiquiatría, los criterios para etiquetar al sujeto sería los siguientes:

                                   Que el paciente haya presentado en su conjunto las siguientes        conductas durante el último mes:

·         Confusión mental (mínimo en tres ocasiones).

·         Pensar en pingüinos.

·         Afirmar que los conocimientos NO son fuente ni de felicidad ni de libertad.

·         Que se haya negado a asistir al doctor (mínimo en tres ocasiones).

·         Que constantemente hable o escriba puras idioteces.

·         Que haya consumido helado elaborado con el dicho producto natural de origen tropical.

 

Caray, me he dado cuenta de que si eso existiera yo ya estaría etiquetado con todo y código de barras como loco.

¡¡Que fuga de ideas tengo!!, ¿en qué estaba?, ah sí…

…en lo de los pingüinos del Polo Norte, pingüinos norteños; eso suena como a nombre de un grupo musical chafa de esos que animan las fiestas de los léperos y que los niños “bien” escuchan solo por ser “cool” y estar “in”, estar “inbeciles” diría yo. Que curioso ¿no?, esa música corriente, con poquísima calidad y definitivamente chafa hace que por unas horas; sobre todo horas nocturnas y ya con varios grados de alcohol en la sangre, esos niños “bien”, bien huecos, bien incultos y bien “inbeciles” sientan que forman parte de la “raza” solo por el hecho de oír y bailar lo mismo que la broza oye y danza. Tal vez esos niños “bien” necesitan rellenar sus propios vacíos y por eso cuando escuchan en el antro algo que en realidad ellos consideran naco y chafa, todos gritan, bailan, se abrazan y hasta recurren a falsas memorias para justificar ese momento de euforia y en algunos casos hasta de llanto y dolor. Se me hace algo increíble que esos niños del tec, del itam o de la anahuac traten de asimilar parte de la cultura de las clases bajas para estar a la moda, para estar “in”, como dije “inbeciles

 

También me resulta sumamente molesto lo contrario, los chavos de clase media y media baja (si es que esas clases sociales aún existen) que tratan de volverse gente “in”, “inculta e inbecil”, esos consumistas de tontería que se van al antro de moda, y cuando logran entrar se gastan la lana que no tienen, y debido al auto-desfalco las siguientes dos semanas se tienen que ir caminando a la escuela; eso en el mejor (o peor) de los casos, ya que en la mayoría de las ocasiones no logran entrar porque no llegan al lugar de moda a bordo de un bmw o un volvo, en esos casos los muy tarados se conforman con ver pasar a la gente (como la que ellos quieren ser) y se quedan parados horas frente a la cadena que separa su realidad de lo inalcanzable. No cabe duda, la sociedad esta jodidamente esquizofrénica.

La diversión, el disfrute del momento, las memorias y el llanto siempre son buenos, y no tengo nada en contra de la diversión y las memorias legitimas, los chavos trabajadores y bien ubicados, los que se divierten por el mero hecho de pasar un buen rato y sin el deseo vulgar y aspiracional de ser lo que no son y que pagan su diversión con el fruto de su trabajo, a ellos todo mi respeto.

Pero volviendo a los pingüinos árticos y también a los antárticos, yo creo que sí son budistas, si no, cómo le hacen para aguantar tantos meses de frío ¡¡y sin comer!!, esos pingüinos sí que saben poner su mente en blanco; tal vez me haga un transplante de células cerebrales de pingüino, quizás así pueda dejar de pensar sin necesidad de volverme loco.

Anuncios

Entry filed under: Locuras. Tags: .

La Plaza Guardiola

5 comentarios Add your own

  • 1. Luis Alberto  |  22/07/2008 en 8:58

    EL problema amigo, es que uno debe tener cuidado en la elección de los pingüinos, no vaya a ser que te pongan neuronas del cerebro de uno de los pingüinos psicóticos de Madagscar, esos pensaban un montón!!!!

    Responder
  • 2. Luis Ernesto  |  24/07/2008 en 11:07

    La pregunta sería ¿en que momento te improntaste con los pingüinos?. Creo que de repente así se dan las cosas y de la nada, de un simple pensamiento (jejejejejeje) que no se fue a vacacionar surgen las cosas. Felicidades por tener tu propio espacio donde te puedes expresar a gusto.

    Una pregunta más. Desde el punto de vista que planteas en Pensamientos Extraños, Primera parte. ¿Cúal sería la diferencia entre información y conocimientos? Creo que en este escrito expresas estar abrumado, pero más que por los conicimientos por la información. Información que es terrible y nos obliga a tener mucha, poca, media, pero queramos o no es imposible no tener algo de ella. Como si fuera una peste que azota a todos los habitantes de este planeta.

    Responder
  • 3. mikeap  |  24/07/2008 en 12:50

    No se, no estoy completamente seguro de que exista alguna diferencia entre conocimientos e información. Finalmente la información es conocimiento y el conocimiento es información; forman una relación simbiótica algo patológica, definitivamente uno no puede existir sin el otro

    Responder
  • 4. Luis Alberto  |  25/07/2008 en 8:45

    Claro que hay diferencia, concuerdo en que están muy relacionados, pero no son la misma cosa. Según los psicólogos sociales, la información es un flujo lineal de datos que no necesariamente implica retroalimentación; por otra parte, considero que el conocimiento sólo surge de la comunicación, un proceso más difuso pero que incluye la retroalimentación y el intercambio de ideas. La información por sí sóla no e suficiente para generar conocimiento, pues este necesita asimilar, decodificar y reconstruir los datos, entendiendo su contexto e implicaciones. En efecto, hoy en día estamos saturados de cantidades pavorosas de información, pero nuestras herramientas para poder comprenderla no siempre son eficaces o están a disposición de todos. Se puede decir que como sea, poseer información es tener conocimiento, y que a lo que yo me refiero por conocimiento en realidad es comprensión. En todo caso, podriamos hablar de diversas formas de conocimiento, el conocimiento informativo, que se base en la mera posesión de datos (como de memoria) y el conocimiento comprensivo que implica mucho más y que a mi juicio es condición necesaria para poder hacer algo con ese conocimiento.

    Por otra parte, ya fueron a ver Batman? Yo ya… contrario a la costumbre, la película me ha dejado sin palabras…. bueno, con unas cuantas: fantástica, genial, abrumadora… ¿exagero?

    Responder
  • 5. DIANA  |  05/08/2008 en 8:48

    Tus palabras me dan mucha risa …. pero nerviosa jejejejeje por que en algunos fragmentos de la lectura entendi a la perfeccion lo que tratas de transmitir, ¿sera acaso que tambien voy a empezar a ver pinguinos a los 34? jejejejejeje.

    me agrado tu sitio ESTA PADRE!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

julio 2008
D L M X J V S
    Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: